140 morosos de España, timados con una simple y larga llamada de teléfono | España

La Policía Nacional ha desarticulado una banda que se dedica a estafar a morosos que contactaban por teléfono con la red para que borrara, precisamente, de las listas de malos pagadores en las que estaban inscritos, incluso después de haber abonado sus deudas. La organización, asentada en Colombia y España, se anunciaba «agresivamente» en conocidos buscadores, donde daba un teléfono de tarificación adicional para materializar el timo. La víctima denunció allí, junto con otro lado de la línea, a unos operadores instruidos en alargar las comunicaciones mantenidas la línea abierta «de manera injustificada» para dejar correr el tiempo y facturar irregularmente, a razón de 1,57 euros por minuto. Así, picaron al menos 140 víctimas, algunas con llamadas que costaron 200 euros. Se calcula que el perjuicio económico causó supera los seis millones de euros.

La operación, en la que han sido detenidas 17 personas, comenzó hace ahora tres años, tras el lanzamiento de una agresiva campaña en internet de “entramados empresarios dedicados a publicitar servicios fraudulentos de gestión de los derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición ( ARCO) a las listas de morosidad”. La policía asegura que la red había derrochado 1,5 millones de euros para Google ofrecerá las páginas fraudulentas de la banda en las primeras posiciones de las búsquedas. Los ahora detenidos hacían de intermediarios entre los morosos y Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros), entidad estatal oficial que ofrece servicios de manera gratuita. De hecho, gracias al pago al buscador, las webs del timo salían mejor colocadas que la oficial.

El timo era sencillo. Si está registrado en la lista de morosos llamados al teléfono de tarifa adicional que se indica, estaba perdido. Los líderes de la banda, conc centros en Colombia y España, habían distribuido manuales entre sus operadores con técnicas para alarmar la llamada. La duración máxima legal de las comunicaciones de la tarifa adicional es de 30 minutos, con un coste asociado de alrededor de 40 euros aproximadamente. En teoría, se sostiene que el teléfono cortó automáticamente esa media hora. «No obstante, se han identificado víctimas que han realizado hasta 5 llamadas de 30 minutos, lo que supone un perjuicio ocasionado a cada una de ellas de 200 euros», asegura la Policía Nacional en una nota de prensa distribuida esta mañana.

La policía asegura que bloqueó 12 cuentas bancarias, que detuvo a 17 personas y que ejecutó tres registros en Madrid y la Cercana Valdemoro. También han sido cerradas seis páginas web, con lo que «se ha logrado una parada total del servicio fraudulento, lo que ha impedido que el número de víctimas aumentese», siempre según la nota oficial.

Lo que más afecta es lo que succede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscribir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *