Alemania comienza el traslado de Patriot a Polonia

Los primeros soldados alemanes partieron en las lunas de Bad Sülze, Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Dio comenzo así la operación de traslado de los sistemas antimilies Patriot, con rumbo a Polonia. Al igual que hace ya el Ejército alemán en Eslovaquia, cumplirán allí también la misión de proteger el espacio aéreo polaco, seguridad cuya seguridad permaneció comprometida en el contexto de la guerra en Ucrania, como ocurrió el impacto de un misil el pasado mes de noviembre. Pero para la Bundeswehr es mucho más que una operación rutinaria de apoyo entre vecinos: se trata de la primera vez que el Ejército alemán se desarrolla sobre suelo polaco desde la Segunda Guerra Mundial y las tropas son conscientes de la trascendencia histórica del momento.

Un total de tres escuadrones garantizarán la protección de la infraestructura crítica del alias de la OTAN alrededor de la frontera con Ucrania. El comando que partió el lunes es la avanzadilla que verificará las condiciones de las fechas para los radares y misiles antiaéreos, más de una docena de unidades que serán trasladados a principios de la próxima semana. Estos patriotas, de fabricación estadounidense, pueden interceptar misiles y aviones eso es aproximadamente en una radio de 70 kilómetros a cuatro veces la velocidad del sonido. El ministro polaco de Defensa, Mariusz Blaszczak, acordó personalmente los detalles del uso con la ya ex ministra alemana Christine Lambrecht. Los equipos llegarán al Voivodato de Lublin, en el sureste del país, allí parte de todos se instalarán para proteger la infraestructura ferroviaria en la pequeña ciudad de Zamosc, importante para el suministro a Ucrania desde los países de la OTAN.

Presión sobria Berlín

El Gobierno polaco se negó inicialmente al uso del Ejército alemán en su territorio, pero finalmente cedió tras las presiones de EE.UU. en la marca de la OTAN. Aunque ha expresado su agradecimiento por esta ayuda y ha cesado en su intención de traspasar estos Patriot a Ucrania, Varsovia no menos su presión a Berlín para que libere más armas en su camino hacia Ucrania, concretamente los tanques leopardo 2.

El Primer Polaco, Mateusz Morawiecki, pidió el lunes nuevas armas alemanas para Ucrania y detectó que “una derrota de Ucrania sería el preludio de la Tercera Guerra Mundial” durante un acto del grupo parlamentario conservador de la CDU alemana, en el que comment también que observo con gran preocupación las maniobras militares que Bielorrusia han comenzado juntas con Rusia. Con este traslado de equipamiento militar, la mitad de toda la defensa antiaérea alemana está ya fuera del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *