junio 14, 2024

Así frenará Biden la inmigración irregular en la frontera desde este viernes

From the madrugada del 12 de mayo Estados Unidos tomará nuevas medidas “contundentes” para regular los flujos migratorios que en los últimos años han amenazado hacia dicho país. Estas acciones llegan tras el fin del Título 42, una medida tomada al comienzo de la pandemia de la Covid-19 bajo los presidentes Donald Trump y Joe Biden, y que consiste en la expulsión de cientos de millas de migrantes a México oa sus pays de origen por razones sanitarias.

El final de esta norma daría paso a la implementación del Título 8, el cual establece la deportación expedita de aquellas personas que no pasen las entrevistas preliminares con los oficiales de asilo, o no lo hayan solicitado. «Estamos liderando esfuerzos regionales junto con países socios para reforzar el acceso a la protección para quienes la necesitan (…), ampliar el acceso a vías legales hacia Estados Unidos y fortalecer las capacidades para gestionar humanamente sus fronteras», comentó Martha Youth, subsecretaria de Estado de la Oficina de Población, Refugiados y Migración estadounidense en una conferencia de prensa telemática.

Medida Histórica

Entre las medidas anunciadas por los funcionarios estadounidenses destaca la apertura de «centros regionales de procesamiento» en el Hemisferio Occidental” para “facilitar el acceso a las vías legales”. Estados Unidos ha tachado esta decisión como una medida histórica, y también anunció que los primeros centros establecerán en Colombia y Guatemala. En dichos establecimientos, los migrantes podrán recibir entrevistas con especialistas en migración y ser procesados ​​para ingresar “por vías legales” a países como España y Canadá, además de Estados Unidos.

Se desconoce cuándo estarán habilitados dichos centros. Sin embargo, la subsecretaria de la Juventud adelantó que los nuevos mecanismos serán divulgados en el sitio movilidadsegura.org, una iniciativa de las Naciones Unidas que pretende facilitar las rutas de migración regular.

Además de las facilidades, la administración estadounidense anunció que a partir del 12 de mayo procederá de manera expeditiva a las personas que lleguen a la frontera suroeste y no tendrán un fundamento legal para permanecer. De igual forma, su expulsión hacia México, oa su país de origen, será inmediata. “Las personas que lleguen tiene aeropuertos internacionales en la región con la intención de cruzar la frontera de Estados Unidos ilegalmente deberá saber que serán enviados de regreso y que enfrentarán consecuencias”, anunció la administración del presidente Biden.

desalojo acelerado

Con la entrada del Título 8 en vigor, los migrantes serán procesados ​​​​​​​​conforme a las autoridades de expulsión acelerada en cuestión de días, no podrán volver a ingresar en Estados Unidos colgante al menos cinco años si se ordenó su expulsión, y no son elegibles para pedir asilo de conformidad con la reglamentación propuesta sobre Elusión de Vías Legales, cuando no medie una excepción aplicable.