Benedicto XVI está «grave», pero «establecido y absolutamente lúcido», según el Vaticano | Internacional

Joseph Ratzinger, el papa Benedicto XVI, está «grave, pero estable». Así lo definieron por la mañana fuentes del apartamento donde residen en el convento de Mater Ecclesiae, en los jardines vaticanos. Poco más tarde, la farmacia de comunicación de la Santa Sede amplió la información. “El papa emérito ha logrado descansar bien colgante la noche, está absolutamente lucido y despierto, y hoy, aún siendo graves sus condiciones, está estable. El papa Francisco renueva su petición para rezar por él y acompañarlo en estas horas difíciles”, señala la nota emitida por el Vaticano.

El pontífice emérito experimentó un agravamiento de sus condiciones de salud hace alrededor de una semana. Pero el miércoles por la mañana fue el papa Francisco quien alertó del progresivo empeoramiento de l’estado de su predecesor. El tono en el que lo dijo y la sensación de que no estaba en el guion, aumentó la sensación de gravedad. «Querría pediros a todos vosotros una oración especial para el papa emérito Benedicto XVI, que en silencio está sosteniendo la Iglesia: recordadlo, está muy enfermo, pedimos al Señor que lo consuele y lo sostenga en este testimonio de amor a la Iglesia hasta el final ”, dijo el Pontífice

Ratzinger habría rechazado ingresar en un hospital y pasar sus últimos días rodeado de las personas que le han acompañado en los últimos meses: su secretario personal, monseñor Gänswein, y cuatro monjas, según han publicado algunos medios alemanes. En cualquier caso, las últimas informaciones del Vaticano no invitan a pensar en un aceleramiento del agravamiento de su salud.

El alemán Joseph Ratzinger, de 95 años, abandona el envío en febrero de 2013 y desde entonces vive en el convento Mater Ecclesiae, en el interior de la Ciudad del Vaticano. Sus condiciones de salud se han mantenido estables en los últimos meses, pero su fragilidad y su avanzada edad, señala su entorno, añadidas a los achaques de los últimos días, no son un buen augurio.

Sigue toda la información internacional en Facebook allí Gorjeofrecuentemente boletín semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscribir

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *