abril 17, 2024

Colaboradores de Navalni sostienen que el Kremlin negociaba intercambiar al disidente por un espía ruso | Internacional

La presidenta de la organización anticorrupción fundada por Alexéi Navalni, María Pevchij, ha asegurado este lunes que el Kremlin negociaba una oferta para intercambiar al disidente por un espía ruso preso en Alemania. “A Putin le ofrecieron a principios de febrero el intercambio del agente del Servicio Federal de Seguridad (FSB) y asesino Vadim Krasikov, que cumple condena por un asesinato en Berlín, por dos ciudadanos estadounidenses y Alexéi Navalni. Me confirmaron que las negociaciones estaban en sus etapas finales en la tarde del 15 de febrero. El 16 de febrero, Alexéi fue asesinado”, ha asegurado este lunes la jefa de la Fundación contra la Corrupción establecida por Navalni para investigar los trapos sucios del Gobierno ruso.

“Ya no se puede cambiar nada, pero quiero que entiendan lo psicópata que es Putin. Aquí está la historia paso a paso”, ha afirmado Pevchij al presentar un vídeo en el canal de YouTube de la organización, donde desgrana cómo su equipo intentó negociar la salida de la cárcel de Navalni durante dos años. Esa negociación, aseguran, se inició cuando el Kremlin lanzó la invasión de Ucrania y los colaboradores del opositor fueron conscientes del riesgo que este corría en la cárcel.

El supuesto objetivo del Kremlin al evaluar ese intercambio era recuperar a uno de sus agentes apresados en el extranjero, Vadim Krasikov. El espía fue condenado a cadena perpetua en Alemania en 2021 por el asesinato del rebelde checheno Tornike Khangoshvili dos años antes. Según la investigación, el FSB —el servicio de inteligencia ruso heredero del KGB— proporcionó documentos falsos a su agente para moverse libremente por Alemania. Krasikov se acercó a la víctima montado en una bicicleta en el parque berlinés de Tiergarten y lo tiroteó a plena luz del día. Pese a sus papeles falsos, no logró huir: la inteligencia alemana lo capturó horas después.

Al ser Navalni un ciudadano ruso y no contar con un pasaporte de ningún otro país, su equipo planteó un intercambio humanitario. Para ello, su entorno no solo acudió a políticos estadounidenses y alemanes —el disidente fue tratado con éxito de su envenenamiento por novichok en 2020 en ese país europeo—, sino también “a las personas más ricas de este planeta que influyen en esos políticos” y “a los compinches de Putin”. Entre otros, Pevchij ha citado al oligarca ruso Roman Abramóvich que, según sostiene, fue quien hizo llegar la oferta de intercambio al presidente ruso.

El grupo del opositor ha lamentado que las negociaciones con el Kremlin, que podrían haber tomado “meses”, duraran años. Pevchij ha subrayado que los funcionarios estadounidenses y alemanes a quienes se dirigieron “solo asentían con la cabeza” sin hacer “nada”. Según la versión de la Fundación contra la Corrupción, el canje se reactivó en diciembre y ya estaba “en su etapa final”, pero Putin acabó con Navalni, han acusado, lo que dio al traste con cualquier posible negociación.

“Los negociadores rusos dieron a entender a Putin que la única manera de conseguir a Krasikov era intercambiarlo por Navalni” ha explicado la presidenta de la fundación del opositor, antes de imitar la que, en su opinión, pudo ser la orden definitiva del mandatario ruso: “Parad, no toleraré que Navalni sea libre. Dado que están dispuestos a intercambiar a Krasikov, solo tenemos que deshacernos de ese punto de la negociación. Propondremos a otro en su momento”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

“Es totalmente ilógico, totalmente irracional. Es el comportamiento de un mafioso loco”, manifiesta Pevchij en el vídeo. Según los colaboradores de Navalni, el mandatario ruso “lo odiaba tanto que actuó en detrimento de sí mismo y de sus propios intereses”.

El Gobierno alemán ha declinado comentar esas acusaciones. El diario germano Bild publicó el pasado 18 de febrero, dos días después de que Navalni falleciese en extrañas circunstancias, que el disidente “estaba a punto de ser liberado” gracias a unas negociaciones a tres bandas entre las autoridades rusas, alemanas y estadounidenses.

Putin, por su parte, declaró en la entrevista que concedió al polémico presentador Tucker Carlson el pasado 8 de febrero que se planteaba intercambiar a Krasikov por Evan Gershkovich, corresponsal en Moscú del The Wall Street Journal, detenido en la primavera de 2023 bajo la acusación de espionaje. Según otras fuentes rusas, en Moscú se hacían cábalas con que el Kremlin estudiaba un canje con los disidentes Vladímir Kara-Murza e Ilia Yashin, condenados durante la guerra por “alta traición” y por “desacreditar al ejército ruso”, respectivamente.

Despedida “pública”

Mientras, los allegados de Navalni aseguran estar preparando un funeral público por el activista en un lugar no precisado de Rusia. “Buscamos una sala para la despedida pública de Alexéi. Fecha: al final de esta semana laboral. Si dispone de un local adecuado, póngase en contacto con nosotros”, ha escrito en sus redes sociales quien fuera portavoz del activista, Kira Yarmish. Tras un agrio tira y afloja de varios días que incluyó amenazas de todo tipo por parte del Kremlin, la madre del gran enemigo político de Putin, Liudmila Navalnaya, recibió los restos mortales de su hijo este fin de semana.

El portavoz de Putin, Dmitri Peskov, ha negado este lunes las acusaciones contra el Kremlin del círculo de Navalni y de la madre del opositor, quienes revelaron que las autoridades la estuvieron chantajeando “con hacer cualquier cosa” al cuerpo de su hijo. “El Kremlin no tiene nada que ver con esto. El Kremlin no puede ejercer ninguna presión. Se trata de declaraciones claramente absurdas por parte de sus seguidores. Casi todos viven en el extranjero y, por tanto, esas afirmaciones no deben ser tenidas en cuenta”, ha respondido Peskov.

La duda es si Putin permitirá un acto de homenaje que puede convertirse en la mayor manifestación en su contra en más de dos décadas en el poder. La policía rusa ha detenido más de 400 ciudadanos solo por depositar flores en honor a Navalni en varios monumentos a las víctimas de la represión política.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_