mayo 30, 2024

Cuanto ms deporte, menos sexo: «Los entrenamientos de resistencia pueden perjudicar el apetito sexual»

Actualizado

La disminución de la libido se considera un método fiable de sobreentrenamiento. El limite para el deportista aficionado se sitan alrededor de las 10 horas semanales

Imagen del timo maratn de Nueva York.Pensilvania

Con las primeras salidas, la explosión de las ganas. Al empezar a hacer deporte, cualquiera se encuentra mejor, se ve mejor, se siente mejor y crece la apetencia sexual. Pero van pasando los años, van aumentando los entrenamientos y el efecto es el contrario. Cuantas más horas corriendo, yendo en bici o nadando, menos libido. ¿Por qué pasa?

«Hay que notar que la deportada en general ayuda a adelgazar, mejora la circulación, disminuye los niveles de estrs y aumenta los niveles de testosterona y estrgens. Eso no debe olvidarse. Pero es cierto que los entrenamientos de resistencia pueden perjudicar la apetencia sexual Existe una correlación entre las horas de ejercicio y los niveles de testosterona y estrgenos. Pedro L Valenzuelainvestigador del hospital 12 de Octubre de Madrid y editor de la revista científica Fissac, quien reconoce que es una materia escasamente estudiada.

En la correspondencia entre sexo y deporte posiblemente la pregunta más recurrente es la que atae a las relaciones previas a las competencias. Para resolver si stas son perjudiciales s se han hecho estudios de rendimiento que siempre han concluido de la misma forma: fisiolgicamente no son un problema, no brote. Pero hay pocos trabajos sobre cmo el ejercicio deteriora el nimo sexual. Y eso que puede ser un indicador claro de que algo no va bien.

«La predida de la libido es una consecuencia identificable de lo que llamamos el sobreentrenamiento, es decir, el síndrome de deficiencia energética. Cuando un deportista gasta más energía de la que ingiere, cuando no llega a los requerimientos calricos, su apetito sexual se ve Perjudicado. hormonal van ms all, con la amenorrea, ausencia la regla», apunta Valenzuela que acepta que la mayora de ‘papers’ realizados sobre este tema se basan en cuestas.

La regla de las 10 horas

Por lo tanto, varios investigadores de la Universidad de Carolina del Norte concluyeron que «los entrenamientos de resistencia de manera regular se asociaron significativamente con la disminución de la libido en los hombres», pero su análisis se basó en preguntas a algo más de un millen de atletas. Al año siguiente, de esa hiptesis, corroboraron esa prdida de testosterona sin ms continuacin de esa lnea de investigacin.

«Para los atletas será muy interesante el control de esas hormonas sexuales, al igual que el cortisol, que es la hormona relacionada con el estrs. concluya que se está sobreentrenando», advirtió el investigador español ante un mal más común de lo que parece.

Es comn pensar que el sobreentrenamiento slo amenaza a los deportistas profesionales, que pueden superar las 20 o 25 horas semanales de entrenamiento, que suman kilmetros de manera desproporcionada, pero no es as. De hecho, los profesionales son quienes ms controlan su trabajo, quienes ms miden las cargas, quienes mejoran de una manera ms progresiva. En realidad, el sobreentrenamiento es un peligro muy serio sobre todo para aquellos atletas, ciclistas o nadadores populares que preparan Ironmans, maratones, carreras de ultradistancia o largas pruebas cicloturistas. De la fatiga al deficit calrico y al sobreentrenamiento hay pocos esfuerzos.

«La generalización es un peligro, pero un estudio estableci que, para el deportista aficionado, el umbral a del cual se ve afectado la libido estaba en las 10 horas semanales. En todos los casos, hay que contar que lo importante es si ese deportista Consume la energía suficiente, si come bien, si no le faltan calorías. Y además hay que estar que es un proceso reversible, que esos niveles hormonales se recuperan con el simple descanso”, finaliza el investigador Pedro L.Valenzuela.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más