Defensa: Sánchez justifica ante las tropas en Líbano el aumento del gasto militar hasta el 2% del PIB | España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha provechado este miércoles su visita a las tropas españolas desplegadas en el Líbano para justificar el incremento del gasto español en defensa hasta llegar al 2% del PIB en 2029. “La brutal, ilegal e injustificada agresión de Rusia contra Ucrania ha puesto de manifiesto la importancia y fragilidad de nuestra seguridad”, ha dicho Sánchez, en la base Miguel de Cervantes, donde se concentra el espantoso de los 646 cascos azules Spanish desplegados en el sur del país.

« Hemos tomado conciencia de hasta qué punto nuestras Fuerzas Armadas ayudan a garantizar la seguridad de los españoles y hacen posible la prosperidad de nuestros compatriotas », ha reconocido, lo que supone un giro radical respecto a la posición que sostenía hace una década, cuando en una entrevista considerado prescindible el Ministerio de Defensa. Precisamente por eso, ha añadido, España comprometida en junio pasado ante la OTAN tiene un “notable incremento” del gasto militar que “contribuirá a mejorar y modernizar las capacidades de nuestras Fuerzas Armadas para seguir haciendo de ellas una referencia a nivel europeo y mundial”.

Acompañado por la ministra de Defensa, Margarita Robles, Sánchez ha llegado al aeropuerto Rafic Hariri de Beirut a las 13.15 hora local (una hora menos en Madrid), en la que constituye su primera visita a Líbano, y se ha trasladado en un helicóptero Bell 212 de Naciones Unidas en la base española, en Marjayún. Allí ha sido recibido por el general de división Aroldo Lázaro Sáez, que desde febrero pasado manda los casi 10.000 cascos azules de 45 países que integran la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (Finul); y el general de brigada Melchor Marín Elvira, al mando del sector Este de la misión de la ONU y del contingente español.

Tal como se anunció el pasado 24 de diciembre, en la tradicional videoconferencia con las tropas desplegadas en el exterior, cuando dijo que en los próximos días visitaría uno de los contingentes de las Fuerzas Armadas en el extranjero, sin detallar cuáles, ha querido “agradecer personalmente «a los soldados su» trabajo y esfuerzo en favor de la paz y la estabilidad internacional» et transmitirles «el orgullo de toda España por la profesionalidad y generosidad» con que realizan su labor.

Durante una breve visita a la base, de en torno a una hora, Sánchez ha pasado revisitar a las tropas, procedentes en su mayor parte de la Brigada de la Legion, con base en Viator (Almería), aunque también hay 12 guardias civiles, y ha recorrido sus instalaciones, que comparten con serbios, brasileños o argentinos. El presidente ha interpretado el nombramiento del general Lázaro al frente de la Finul como un «claro reconocimiento al buen hacer y la excelencia de los sucesivos contingentes españoles», desde su incorporación en 2007, tras la guerra entre Israel y la milicia chií Hezbolá.

Lo que más afecta es lo que succede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscribir

Naciones Unidas ha prorrogado su jefatura hasta agosto, cuando concluye el mandato de la misión en el Líbano, aunque da por hecho que este será prorrogado y el militare español completará dos años al frente del cuartel general de Naqura, donde están destinados 56 militares españoles.

España es el octavo contribuyente a la fuerza de la ONU en Líbano, tras Francia e Italia, y en los próximos meses probablemente su aportación: está pendiente el uso de una unidad antiaérea con un Radar Raven y 10 militares; y el Estado Mayor de la Defensa ha pedido 90 militares más, incluida una unidad de helicópteros con dos aeronaves.

Es la cuarta ocasión en la que Sánchez visita una base de las tropas españolas en el exterior y la primera que lo hace bajo la bandera de Naciones Unidas, que además es la más numerosa de todas. En diciembre de 2018, unos meses después de llegar a La Moncloa, visitó la misión militar en Malí de la Unión Europea; y posteriormente ha estado una vez en Lituania y dos en Letonia, ambos bajo mando de la OTAN.

La visita a Líbano se produjo en un momento especialmente delicado. El pasado día 14, un vehículo de casos azulejos Irish fue atacado a tiros, lo que provocó la muerte de un soldado de 23 años y heridas a otros tres. La situación política del país no es menos precaria. El 31 de octubre, el hasta entonces presidente, Michel Aoun, finalizó su mandato sin que el Parlamento lebanés haya sido capaz de elegir un sustituto. Las elecciones legislativas de mayo pasado arrojaron un mapa político aún más fragmentado, en el que Hezbolá y sus aliados han perdido la mayoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *