El BCE sigue subiendo los tipos de interés a pesar de la desaceleración económica

Europa no ha terminado con las subidas de tipos de interés. El jueves 2 de febrero, el Banco Central Europeo subió medio punto su tipo, hasta el 2,5% para el tipo de depósito. Esta es la quinta subida consecutiva desde julio de 2022, lo que eleva el ajuste total a tres puntos. Este es, con mucho, el ajuste monetario más rápido desde la creación del BCE hace veinticinco años.

Lee la entrevista: Artículo reservado para nuestros suscriptores “No nos queda más remedio que subir los tipos de interés”

Y la institución monetaria, que supervisa a la veintena de países de la zona euro, no pretende quedarse ahí, como indica desde la primera frase de su nota de prensa. “El Consejo de Gobierno decide subir los tipos de interés a un ritmo constante. » Es aún más preciso, comprometiéndose ahora a subir sus tipos otro medio punto en su próxima reunión del 16 de marzo. Tal anticipación de la próxima decisión es una práctica relativamente inusual. Y después ? “Todavía tenemos un largo camino por recorrer, todavía tenemos que avanzar”, explica Christine Lagarde, su presidenta. Claramente, las tasas de interés seguirán aumentando, aunque el ritmo dependerá del estado de las condiciones económicas.

Por lo tanto, no se trata de ninguna «pivote» o reducir la velocidad para el BCE. La inflación ciertamente se está desacelerando: fue del 8,5 % en la zona euro en enero, después de alcanzar un máximo del 10,1 % en noviembre de 2022, pero “sigue siendo demasiado alto”continuara mí El guardia. Asume por tanto enteramente: el tipo de interés tendrá que alcanzar un «nivel restrictivo» y permanecer allí el tiempo suficiente para que la inflación vuelva a su objetivo del 2%.

Precios de energía más bajos

De qué preocuparse los que temen que el BCE provoque un parón violento de la economía, mientras esta muestra signos de debilidad: el crecimiento en el cuarto trimestre fue del 0,1% en la zona euro, es cierto que evita el retroceso, pero por poco. “El BCE trató de controlar la inflación ralentizando la economía, molesta Jordi Schröder Bosch, de la asociación Positive Money Europe. Seamos claros: esta decisión significa una reducción de los salarios, un aumento del desempleo y una amenaza para las inversiones en la transición verde. »

El presidente del BCE responde que la economía europea se ha mantenido bastante bien hasta ahora. “En Europa nos gusta vencer nuestra culpa, (…) pero el crecimiento siguió siendo positivo en el cuarto trimestre. Abogamos por el hecho de que no estamos en territorio negativo. » De hecho, la economía está demostrando ser más resistente de lo que predijeron los economistas hace dos o tres meses, en gran parte gracias a la sorpresa positiva de la caída de los precios de la energía.

Te queda el 48,67% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.