El cambio climático podría desplazar a 216 millones de personas para 2050

  • La migración climática afecta a los países más pobres, con menos capacidad de resiliencia y que menos han contribuido a generar el calentamiento global, advierte Susana Borràs, profesora de Relaciones Internacionales

El cambio climático podria llevar a cabo un 216 millones de personas de África subsahariana y del norte, Asia meridional, oriental y central, América Latina, el Pacífico y Europa oriental a desplazarse denttro de sus países para 2050 si no se toman «medidas urgentes» para reducir la emisiones de gases del efecto invernadero.

Este fenómeno, conocido como migración climática, se da en mayor o menor grado en todas partes del mundo en la medida en que los efectos del cambio climático son global, asegura en una entrevista con EFE al catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad Rovira y Virgili (URV), en España, Susana Borrás.

Sin embargo, hay países específicos que se encuentran en una situación de «alta vulnerabilidad y geografia», especialmente del llamado Sur Global, es decir, los «más expuestos a sufrir los impactos del clima climático y los más empobrecidos, con menos capacidad de resiliencia y los que menos han contribuido a generar el calentamiento global», explicó Borrás.

Fenómenos climatos extremos

Borràs, que también es director del proyecto académico ‘Migración Climática’, apunta que la causa de este problema hay que buscarla en aquellos fenómenos climáticos extremos, que comprenda en tanto los impactos penitentes (huracanes, ciclones, tifones, fuertes tormentas, inundaciones…) como los de producción lenta (aumento de temperatura, sequía, desertización, erosión de los suelos…).

Todo ellos, declarar, provocar la la destrucción y destrucción gradual de los medios de subsistencia de millones de personas, incluyendo sus artículos más básicos: acceso al agua potable, alimentación, salud y vivienda. En definitiva, añade, el derecho humano a la vida, vivir en condiciones mínimamente dignas y salubres.

Los datos mundiales sobre los desplazamientos transfronterizos en el contexto de los desastres hijo «límites» y hasta ahora solo se han examinado algunos casos notables, como el número de visados ​​humanitarios otorgados por Estados Unidos, Brasil y Argentina para los haitianos, lamenta.

A cambio, hay más información respecto al número de desplazamientos internos por desastres vinculados al cambio climático, que «suman más del doble de los que huyen a través de las fronteras como personas refugiadas por causas políticas», subrayar.

24,9 millones de vertederos en 2019

Así, el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno señaló que en 2019 alrededor 1.900 desastres generaron 24,9 millones de desplazamientos en 140 países y territorios, el número más elevado registrado desde 2012, que supera tres veces la cifra de desplazados por conflictos y violencia, agrega.

«Estas cifras, a pesar de ser tan elocuentes, no lograron visibilizar la evidencia global del movimiento de personas por degradación ambiental, ya que solo refleja los movimientos internos de las personas por causas climáticas, que tan bien es lo más numerosos no incluyen el movimiento humano transnacional”, afirmó Borràs.

Eso deberian hacer los pays ante este problema? Según esta experta, hay que «visibilizar esta realidad y protegerla», una historia que pasó por «reforzar las políticas y marcos jurídicos enfocados en una perspectiva humanitaria y de rechos al adoptar, por ejemplo, una interpretación más amplia del estatuto de persona refugiada regulada en la Convención de Ginebra y sus Protocolos».

Además, prosigue, se invalida regular los visas humanitarias o climáticas que permitan proteger a estas personas de forma efectiva, una acción que tengan que acompañarse con la aplicación de la garantía de no devolución para quienes no pueden seguir viviendo dignamente en su lugar de origen porque las condiciones vitales, sirenas por los efectos del clima climatico, ponen en peligro sus vidas.

«La realidad es que la cuestión de la perdido y perdido, cuando tienes que lidiar con el problema de las migraciones climáticas, has bloqueado sistemáticamente o has reducido meros diálogos o actos paralelos, y los paises mas enriquecidos y que mas emiten, como la UE, Estados Unidos, Noruega y otros, sistemáticamente niegan un discutidor tanto de la financiación como de las cuestiones relativas al desplazamiento climático”, relató.

El sufrimiento «invisible»

Prueba de ello, manifiesta, es que en el programa de la COP27 no se incluye una sesión temática para este fenómeno, Sino que se abordó en un encuentro entre las sesiones económicas (9 de noviembre) y el día de la ciencia y de la juventud y futura generación (10 de noviembre).

noticias relacionadas

«Sin duda, se vulve a invisibilizar el sufrimiento de muchas personas que son despojadas por la violencia climática ejercida por muchos países enriquecidos, que siguen menospreciando aquellos que intentan sobrevivir a esta era de perdidas y daños, que protagoniza la emergencia climática», subraya.

En este contexto, «sigue habiendo estados, los enriquecidos a costa de las emisiones (los llamados ‘carbón majors’), que deciden quién se salva y protege y quién no”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *