El Gobierno señala los 26.000 millones que gana la banca para avalar el nuevo impuesto | Compañías

el ejecutivo aprovecho el Boletín Oficial del Estado (BOE) del miércoles 28 de diciembre para justificar de forma prolija las razones por las que se ha aplicado el han llevado un impuesto a la banca que se cobrará con un tipo del 4,8% tanto el interés como el margen de interés de aquellas entidades que ganaron más de 800 millones de euros por ambos conceptos en 2019. Las estimaciones del Gobierno elevan la recaudación por este tributo a 3.000 millones de euros entre 2022 y 2023 a razón de 1.500 millones cada ejercicio.

Frente a los malos augurios de la Asociación Española de la Banca (AEB), que publicidad del impacto negativo en la concesión de credito, el Ejecutivo sacó toda la munición en el texto que detalla la letra pequeña del impuesto a la banca para demonizar a sector que, al igual que ha hecho con el energético, cree que ha nadado y sigue disfrutando de una abundancia de beneficios pese al económico parón «no porque suponga [el impuesto] una cuestión desproporcionada si se consideran los beneficios repercutidos o estimados para los próximos años y los dividendos distribuidos a los accionistas”.

Y para ello se basó en las estadísticas de la CNMV que revelan que los cinco gigantes que forman parte del Ibex 35 (Bankinter, BBVA, Caixabank, Sabadell y Santander) «consiguieron casi 20.000 millones de beneficio en 2021». Y suma a esos buenos augurios El último pronóstico de Morgan Stanley. «Con anterioridad al anuncio de subida de tipos del BCE calculado en 26.000 millones los beneficios en 2023». Un aumento del 30% en años posteriores en un contexto hiperinflacionista y en el que, por ahora, se han producido cuatro subidas de tipos desde el pasado 21 de julio, pasando del 0% al 2,5%.

Y precisamente utiliza el encarecimiento del precio del dinero como principal motivo que acelerará los beneficios de la banca. Cruzando la estadística sobrio el impuesto de Sociedades con la de los tipos medios de las hipotecas, el Gobierno analiza horquillas muy diferentes para calcular los ingresos futuros. Si los tipos cambian por debajo del 2%, los intereses superan los 38.000 millones y el margen de interés llega a 26.512 millones. Si están entre el 2% y el 3%, es noticia, los interesados ​​desaparecen hasta los 65.210 millones y el margen hasta los 31.258 millones. Dicho de otra forma, la banca casi duplica sus ingresos y se embolsa 31.956 millones adicionales con las corrientes subidas de tipos. Y si el precio del dinero escala por encima del 3%, los intereses superan los 103,000 milone y el marginen de interest los 35,000 milone. «Por tanto parece claro que la subida de tipos no solo eleva los intereses cobrados sino también el margen de interés», señala el BOE.

El Gobierno también aprovecha para cuestionar las políticas retributivas de la banca con sus accionistas en 2021, en el que los tipos estaban en el 0%. «Es revelador que distribuyó dividendos por 13.400 millones y otros 3.500 millones en el primer trimestre de 2022».

El costo apenas supondrá el 0,06% del valor de los activos

En su argumentación en el BOE, el Ejecutivo trata de comparar el coste del impuesto a la banca (1.500 millones de euros en 2022 y 2023, respectivamente) con otras dos magnitudes para relativizar su impacto. In primer lugar lo contrapone con el valor de los activos de los grandes grupos bancarios. «Apenas representa un 0,06% del valor de las actividades»

En segundo lugar lo compara con el saldo vivo de concedidos y depósitos captados a particulares. En el primer caso, los bancos tienen prestados 656.161 millones a más de dos años. “Solo en 2021 está hipotecado por 82.408 millones”. En el caso de los depósitos, la cifra asciende a 917.105 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *