julio 24, 2024

Emerge una isla de toallitas y sedimentos en Córdoba

Si un pasea estos días por la ribera de Córdoba podrá comprobar que, a la altura del Puente Romano, emerge una isla de sedimentos y toallitas de baño. Las toallitas siete con claridad, semienterradas en la tierra y en los elementos que el río Guadalquivir va arrastrando en su recorrido. “Quizá algunos puedan confundirlas con raíces, pero no, son toallitas”, lamentó Pepe Lariosel activista y ecologista cordobés que ha dado la voz de alarma en sus redes sociales.

En términos concretos, el atolón se encuentra entre el molino de San Antonio y el puente, un las empanadas de la Torre de la Calahorra donde se formaba una especie de playa, en la que es, sin duda, una de las imágenes más fotografiadas de la ciudad, uno de los escaparates del turismo con la Mezquita-Catedral de fondo.

isla de sedimentos se ha ido formando en los últimos años con las riadas sucesivas y las crecidas del cauce. La Consejería de Fomento limpió por última vez en profundidad la zona de la margen izquierda del río y toneladas de lodo en el mes de marzo del 2021. Aquella isla, sin embargo, no se tocó porque tenía ya mucha vegetación y se optó por disculparse .

Ahora, los tecnicos que acometen estos meses la limpieza de pérdida Sotos de la Albolafia, un proyecto que financió la Junta de Andalucía, han limpiado de ramas y basura la isla, lo que ha dejado más al descubierto las toallitas semienterradas (antes la maleza las ocultaba un poco). Los responsables del proyecto confirman a CÓRDOBA, del grupo Prensa Ibérica, que van a hacer “un esfuerzo” con los medios con los que cuentan para retirar las toallitas o el mayor número que pueden, aunque será una tarea complicada porque como está que es está rodeado completamente de agua en estos momentos.

Emacsa pide extremar las precauciones

En Emacsa llevan mucho tiempo tratando de combatir el conocido como monstruo de las toallitas y pensando en concienciar a los cordobeses de la peligrosidad de arrojar por el wc las toallitas. “Incluso pueden aquellos que se suponen que se tirar”, advierte Ramón Díaz-Castellano, presidente de la empresa municipal de aguas que recuerda que en la ciudad de Córdoba la cuesta 1,5 millones al año desatascar y solucionar los problemas generados por estos deshechos.

noticias relacionadas

exactamente ahí construcción de un tanque de tormento en el Balcón del Guadalquivir busca reducir los residuos que llegan al río, es que este sistema separa las aguas fluviales y los residuos y filtra y separa aguas y residuos. Emacsa está en pleno proceso administrativo para la adjudicación de esta ambiciosa obra, cuya primera tramitación tuvo que paralizarse por defectos de forma. En la nueva subasta presentó un total de 11 empresas. En este momento albergará los recursos de la oferta de este proyecto que costará 24 millones de euros.

“Hasta que no se construya el tanque de tormentas el problema seguirá existiendo, porque el colector que hay junto al embarcadero de las piraguas arroja al río oelementos, como las toallitas, que podemos ver ahora en el puente romano”, denunció Pape Larios.