José María Carrascal

Va a ser, lo está siendo ya, un año rabiosamente electoral, con todo lo bueno y lo malo qu’ello significa: la guerra a muerte al enemigo y la posibilidad de cambiar lo que va mal. Insults, lie, traiciones en ambas direcciones y falta absoluta…

Artículo solo para suscriptores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *