mayo 22, 2024

La FTC investiga a ChatGPT Maker

La Comisión Federal de Comercio ha abierto una investigación sobre OpenAI, la startup de inteligencia artificial que fabrica ChatGPT, para averiguar si el chatbot perjudicó a los consumidores a través de su recopilación de datos y publicación de información falsa sobre personas.

En una carta de 20 páginas enviada a la empresa de San Francisco esta semana, la agencia dijo que también estaba revisando las prácticas de seguridad de OpenAI. La FTC le hizo a la compañía docenas de preguntas en su carta, incluida la forma en que la startup entrena sus modelos de IA y maneja los datos personales.

la encuesta fue informado anteriormente por el Washington Post y confirmado por una persona familiarizada con la investigación.

La investigación de la FTC plantea la primera gran amenaza regulatoria para OpenAI. Sam Altman, cofundador de la startup, testificó en el Congreso en mayo y dijo que pidió una legislación de inteligencia artificial para supervisar la industria de rápido crecimiento, que está bajo un escrutinio minucioso debido a cómo la tecnología puede matar empleos y difundir información errónea.

OpenAI no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Cuando OpenAI lanzó por primera vez ChatGPT en noviembre, instantáneamente capturó la imaginación del público con su capacidad para responder preguntas, escribir poesía y hablar sobre casi cualquier tema que se presente. Pero la tecnología también puede mezclar realidad con ficción e incluso inventar información, un fenómeno que los científicos llaman «alucinación».

ChatGPT está impulsado por lo que los investigadores de IA llaman una red neuronal. Es la misma tecnología que traduce entre francés e inglés en servicios como Google Translate e identifica a los peatones como vehículos autónomos que circulan por las calles de la ciudad. Una red neuronal aprende habilidades mediante el análisis de datos. Al detectar patrones en miles de fotos de gatos, por ejemplo, puede aprender a reconocer a un gato.

Investigadores de laboratorios como OpenAI han diseñado redes neuronales que analizan grandes cantidades de texto digital, incluidos artículos de Wikipedia, libros, noticias y registros de chat en línea. Estos sistemas, conocidos como grandes modelos de lenguaje, han aprendido a generar texto por sí mismos, pero pueden repetir información errónea o combinar hechos de manera que produzcan información imprecisa.

Los chatbots como ChatGPT, que también están implementando compañías como Google y Microsoft, representan un cambio importante en la forma en que se construye y usa el software de computadora. Están a punto de reinventar los motores de búsqueda de Internet como Google Search y Bing, los asistentes digitales parlantes como Alexa y Siri y los servicios de correo electrónico como Gmail y Outlook.

Esta es una historia en desarrollo. Vuelva a consultar las actualizaciones.