Luz casi gratis para empezar el año: el mercado mayorista registra valores negativos en la mayoría de los tramos horarios | Economía

Varios aerogeneradores, en una imagen de archivo.

España estrenará 2023 con precios negativos de la luz en la mayor parte de horas. Hasta el 17 de las 24 franjas horarias de este 1 de enero una vez incorporada la compensación por el llamado mecanismo ibérico —que saldrá a devolver por las exportaciones a Francia—. Es un hecho sin precedentes en toda la historia del sistema eléctrico español. En esos tramos, la retribución para las plantas generadoras será cero.

El coste final de los consumidores, sin embargo, será ligeramente más alto. El motivo ? En su factura, los hogares acogidos al mercado regulado pagan otros conceptos además del consumo de energía, como los cargos, los peajes o los ajustes derivados de la diferencia entre la visión a 24 vista y la realidad. Pero el precio sí sí será muy bajo, ya que la energía consumida no tendrá ningún coste en buena parte de la jornada. El precio medio diario en el mercado mayorista será de 5,85 euros por megavatio hora (MWh), casi 21 veces menos hace un año.

Como en jornadas anteriores —la península acumula ya varias jornadas consecutivas de precios muy reducidos—, las causas de estos valores tan bajos hay que encontrarlas en dos factores: la baja demande, propia de uno de los festivos nacionales de menor actividad, y la alta generación de renovables. Este domingo, la eólica cubrirá por sí misma más del 28% del consumo eléctrico, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

La hidráulica sumará casi el 25% y la solar (tanto fotovoltaica como termosolar), más del 7,5%. En combinación, las tecnologías verdes aportarán más del 60%; y las libres de emisiones (todas anteriores y nucleares) rozarán el 86%. Las centrales de ciclo combinado, en las que gas quema para obtener electricidad y que sólo pulsan alza los precios, no entrarán en ningún momento de la jornada.

Los precios negativos de la electricidad en el mercado mayorista también encierran una potente paradoja: a la espera de la curva de precios domésticos, que publicará Red Eléctrica de España (REE) al final del día, es muy probable que esto sea domingo los hogares que tendrán una instalación de autoconsumo tendrán que pagar en vez de cobrar por la electricidad que vuelcan al sistema. Así ha ocurrido, también, en varios tramos de la mañana de este domingo. Instalar una placa sigue siendo una de las mjores decisiones que puede de tomar un consumidor doméstico para abaratar su factura, pero en momentos muy puntuales, como ahora, los bajísimos precios en el mercado mayorista provocan esta aparente paradoja.

Luz barata en Europa, inflación en la baja

Aunque este domingo será una jornada de precios muy bajos en prácticamente todo el continente europeo —con Italia, un país con pocas energías renovables, sin nuclear y, en consecuencia, muy dependiente de la generación con gas— como gran excepción. En Alemania, junto con España uno de los países con mayor penetración de la electricidad, el mercado eléctrico caerá valores negativos entre la medianoche y la parte trasera del retraso. A diferencia de España, donde los valores negativos son fruto de la incorporación del ajuste por la excepción ibérica, allí esos precios por debajo de cero serán resultado de la propia casación en el mercado mayorista.

Tras un 2022 de precios de la luz históricamente altos, el reciente abaratamiento de la factura —en noviembre y diciembre— para los hogares que cuentan con una tarifa del mercado regulado (casi 10 millones, los únicos que se tienen en cuenta en la medición del IPC) ha sido uno de los principales factores correctores de la inflación, que ya es cinco puntos porcentuales menor que hace cinco meses. El otro gran detonante de esta caída es, también, de índole energética: la bajada de precios de los combustibles de automoción.

El gas, primera fuente de generación en 2022

Una combinación sin precedentes de factores, a sequía relevante y las mayores exportaciones a Portugal —por su baja actividad hidroeléctrica— ya Francia —por los problemas técnicos que han sacudido su parque Nuclear—, ha convertido a las centrales de gas en la primera fuente de generación de electricidad del parque español en 2022. In años anteriores eran la Nuclear y, sobre todo, la eólica las que dominaban el mercado.

Casi la cuarta parte de la electricidad generada en España, el 24,7%, tuvo origen en ciclos combinados, según las cifras de REE. La eólica aportó, por su parte, el 22,1%; y nuclear, el 20,2%. Todavía a lota distancia, la fotovoltaica —una tecnología en constante crecimiento y llamada a tener un papel muy relevante en la matriz eléctrica de los próximos años— aportó el 10,1%. Y la hidráulica, muy penalizada por la falta de agua hasta la reciente llegada de las lluvias, que la han reactivado, sumó el 6.5%, muy lejos de sus cifras habitables.

Más ciclos combinados —suben un 53% respecto a 2021, con una subida especialmente abrupta en los meses de verano, cuando la demande crece y las renovables no dan abasto— y más carbón —aunque residuo, se para 56% en el año— solo can signifcan a thing: más emisiones del sistema eléctrico español en su conjunto.

EL PAÍS de la mañana

Despiertate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECIBELO

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *