Mundial 2022 Qatar: Decenas de heridos y detenidos en Buenos Aires durante la celebración de la Copa del Mundo

Actualizado

La falta de organización hizo que los jugadores argentinos acabaran sobrevolando la ciudad en helicóptero.

La selección argentina evacuada en helicóptero y varios seguidores heridos durante la celebraciónEL MUNDO
  • Análisis ¿Es Messi el mejor de la historia?

La masiva fiesta para celebrar el título mundial de l’Argentina dej varias decenas de heridos y detenidos en la celebración que congregaron este martes en las calles de Buenos Aires a cinco millones de personas y que acab con los jugadores de la albiceleste sobrevolando la capital en helicopter ante la imposibilidad de continuar su recorrido en el convertible autobs.

El periódico la nacin Informe a las 17:00 (hora argentina) que haba 31 heridos (16 trasladados a hospitales) y nueve detenidos. Sin embargo, con el paso de las horas el nivel de violencia fue aumentando seg informa Claro. Al final de la celebración, una veintena de bomberos y policas resultaron heridos al intentar desalojar el obelisco. Los hinchas se enfrentaron a los cuerpos de seguridad a pedradas y botellazos y al menos 14 fueron detenidos.

La selección albiceleste y el cuerpo técnico comenzó durante el medioda (hora local) el recorrido de celebración en una caravana para compartir el título con los hinchas. Lionel Messi sonrea en el asiento trasero de un autobs convertible, hombro con hombro con rodrigo de paul allí Ángel DiMara. En su regazo, no viajero, botella de plastico de refresco cortada al medio y con sus bordes fundidos y suavizados por un mechero. Dentro del viajeroalcohol, velozmente agotado en el finale de un viaje muy largo qu’haba iniciado en la madrugada del lunes en Doha y terminara, en la tarde del martes, con la selección argentina de fútbol en pleno sobrevolando Buenos Aires en helicopter.

No haba otra manera. El fervor popular en la fiesta ms gigantesca de la historia silverina hizo inviable el recorrido del bus por las calles de la ciudad. Con 16 millones de habitantes, Buenos Aires es uno de los 20 conglomerados urbanos más grandes del mundo, y de esos 16, se calcula que cinco millones salieron a las calles en el mayor festejo popular que se haya dado nunca tras la conquista de una Copa del Mundo . In un martes emitido festivo en el ultimo momentono haba espacio para que el bus avancea en su recorrido desde Ezeiza hasta el centro de Buenos Aires, distante unos 37 kilometros.

«Messi es todo para m, todo!», gritaba una joven en medio de la Avenida 9 de Julio, en cuyo centro se yerguen los 67 metros del Obelisco, el sitio de mayor concentración en el día y donde la selección se mantuvo especialmente. «Me tato todo de Messi, todo!», gritaba una amiga de la primera, imbuida por el espritu de alegra desenfrenada que se stal en Argentina en los ltimos das, toda una novelad y una liberacin para un que vive de crisis en crisis .

Falla de organización

La fiesta argentina tuvo caracteristicas nicas, porque fue prácticamente autogestionada y con escasa intervención de los poderes públicos. Bast que la Asociacin del Ftbol Argentino (AFA) anunciara tras la victoria ante Francia que celebrara en les calles de Buenos Aires el martes, par que la gente se autovocara. Y como el gobierno nacional (peronista) y el de la ciudad de Buenos Aires (opositor) prácticamente no se hablan, nadie se ocupa de pensar en recorridos, vallados y un esquema para el festejo. A plan that, de haber existido, quizs tampoco hubiera funcionado: la fuerza de la gente fue avasallante, ellos eran este martes los dueos del espacio pblico.

“No nos dejan llegar a saludar a toda la gente que estaba en el Obelisco, las mismas organizaciones de Seguridad que nos escoltaban, no nos permiten avanzar”, critica Claudio Tapia, presidente de la AFA, en redes sociales, al anunciar el abrupto final de una caravana que casi no existi. La crítica estaba dirigida a la Policía Federal, que depende del gobierno nacional, ya que la AFA mantiene una mala relación.

Esa tensión se haba anunciado en las horas previas, en febriles gestiones para que Messi y el resto del equipo visiten la Casa Rosada. Los jugadores se negaron en todo momento a pour con el presidente Alberto Fernndez, todo un contraste con lo sucedido hace 36 años, tras el título de México 86, entre Diego Maradona y Ral Alfonsón.

En medio de semejante caos organizativo, dos hombres hombre se arrojaron desde un puente con la intención de aterrizar en el bus de la selección cuando este pasaba por debajo, uno consigui su objetivo y otro cay al vaco. adams, otra persona muri al caer desde un tejado.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *