Nueva convocatoria de huelga de salarios en Decathlon

La misma razón había llevado a los empleados de la famosa gran distribuidora de artículos deportivos y de ocio a observar los dos primeros días de huelga de su historia, en el otoño de 2021: pedir que el aumento del salario mínimo de 1oh Enero se traslada a todos los sueldos, la CFDT Decathlon lanzó una nueva convocatoria de movilización para el sábado 14 de enero, primer fin de semana de las rebajas de invierno.

El salario mínimo, que está indexado a la inflación, acaba de aumentar automáticamente un 1,8% (24 euros mensuales netos). Durante las negociaciones anuales obligatorias (NAO), que se celebran en diciembre de 2022, la dirección de la compañía propuso un incremento de 24 euros netos, pero solo para salarios inferiores a 2.700 euros brutos. Esto conduce mecánicamente a un efecto degradante para aquellos que están justo por encima de este umbral: se ven atrapados por los salarios más bajos. Por lo tanto, la NAO terminó con una declaración de desacuerdo.

Al mismo tiempo, en un documento interno cuyo El mundo tomó conocimiento, el Director General Adjunto de Decathlon, Jean-Marc Lemière, indicó que en vista de “desempeño económico y la estabilidad de su situación financiera”se había decidido en junio repartir 453 millones de euros en dividendos a los accionistas, lo que atestiguaba “buena salud económica” de la empresa.

«Reequilibrar el equilibrio»

Una diferencia de trato inaceptable para la CFDT, llamando a un folleto para «reequilibrar la balanza». “Se nos pidió hacer un esfuerzo considerable en 2020 y 2021 para hacer frente al Covid-19, en un contexto de fuerte caída de la plantilla. Tuvimos resultados récord, y eso continuó en 2022. Hicimos el trabajo, al punto de superar los objetivos. ¡Y para eso no tenemos ni el impacto de la subida del salario mínimo para todos y sin cláusula de revisión en 2023!, lamenta Sébastien Chauvin, delegado central de la CFDT en Decathlon. Por lo tanto, los empleados perdieron poder adquisitivo. »

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Entre los jóvenes reclutas de Decathlon, espíritu de clan y promociones turbo

El cálculo es diferente para la dirección de Decathlon, que estima que acumulativamente, por incrementos sucesivos, los salarios han aumentado «de manera significativa» a un año, con 9% a 9,8% para empleados y supervisores, y hasta 7,4% para ejecutivos. “Pero el 75% de la plantilla está entre el salario mínimo y 100 euros por encima, así que cuando sube el salario mínimo, suben estos salarios. Simplemente mantuvimos el nivel existente”, responde Sébastien Chauvin. El salario mínimo aumentó un 7,36% en un año.

Le queda por leer el 7,11% de este artículo. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *