Olivier Dussopt defendió un proyecto «responsable», Aurore Bergé cree que el «derecho de huelga no es un derecho de bloqueo»

Después de la primera ministra, Elisabeth Borne, el turno del ministro de Trabajo, Olivier Dussopt: a pocos días de una movilización intersindical contra el proyecto de reforma de las pensiones defendido por el ejecutivo, los miembros del gobierno se turnaron en los medios, el sábado 14 y domingo 15 de enero, para sustentar la necesidad de una ratio de la edad legal de jubilación a 64 años.

El sábado, el jefe de Gobierno desafió a las críticas que denuncian las negativas consecuencias del proyecto de ley, actualmente en el Consejo de Estado antes de su presentación al Consejo de Ministros, para los de menores ingresos. “No puedo dejar que se diga que esta reforma penal haría gente modesta. es exactamente lo contrario “, afirmó Elisabeth Borne sobre France Inter, con motivo de la emisión No paramos el eco.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Pensiones: los riesgos políticos de una reforma desequilibrada

“Tenemos una prioridad, es el equilibrio, porque es necesario que este sistema se conserve (…) y también es necesario insertar en esta dimensión la necesidad de no hablar sólo de dinero sino también de justicia”declaró Olivier Dussopt, el domingo, invitado de France Inter, France Télévisions y el Mundo dentro Problemas politicos. El Ministro de Trabajo sostuvo que la ambición de» mejorar « la consideración de las penurias, la gestión de largas carreras y el nivel de las pensiones sólo podrían lograrse con una estrategia » responsable » – o, según él, manteniendo el objetivo de limitar el déficit del sistema.

“Hay que reconocer que la reforma de las pensiones requerirá el esfuerzo de millones de franceses”según la diputada Aurore Bergé, presidenta del grupo parlamentario Renaissance, en “Le Grand Jury RTL-Le Figaro-LCI”. Consultada sobre la movilización contra el texto -para el 19 de enero está prevista una primera jornada de paro y manifestaciones-, aseguró que la reforma “se adoptará y entrará en vigor”.

La diputada de Yvelines dijo que no quería «impedir el derecho de huelga». “Por otro lado, tenemos un servicio mínimo que existe en el transporte y que se debe ejercer en la RATP y la SNCF, y tenemos un servicio mínimo de acogida en la escuela y pido a las comunidades que se movilicen especialmente”. “Este derecho de huelga no es un derecho de bloqueo”no «un derecho a obstaculizar a los franceses que quieren ir a trabajar»repitió ella. «Si tenemos que ir más largo» reformar la ley de servicios mínimos, “estaremos listos para hacerlo”ella advirtió.

Philippe Martinez prevé una «movilización muy fuerte»

En France 3, Philippe Martinez dijo que planeaba una “movilización muy fuerte” 19 de enero. “Será una movilización muy, muy fuerte. Tiene que estar al nivel de 1995, incluso de 2010”declaró, el domingo, el secretario general de la CGT, que «hacer todo por» que más de un millón de franceses están en la calle el jueves, al llamado de la intersindical, contra el proyecto de reforma.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Reforma de pensiones: lo que contiene el proyecto de ley

“También debe haber huelgas en las empresas públicas y privadas”, agregó Philippe Martínez. Dijo que confiaba en “número de autos ordenados para ir a manifestaciones”auxiliar «avisos de huelga que se han presentado durante mucho tiempo» en los servicios públicos y el transporte, y a los numerosos empleados «que nos llaman para preguntarnos cómo vamos a la huelga».

Por su parte, Olivier Dussopt dijo estimar “que va a haber gente en la calle porque hay una movilización de muchas organizaciones”. “Los sindicatos tienen legitimidad cuando convocan huelgas o manifestaciones”prosiguió el Ministro, antes de recordar: “Es un derecho. Espero que esto no resulte en un bloqueo del país porque mucha gente quiere seguir trabajando”.

El mundo con AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *