junio 24, 2024

Panamá NG Power infringe reglas de empleo del Canal de Panamá

Hace diez años Panamá NG Power, en la cual participan los empresarios Alfredo “Mello” Alemán y José Dapelo, solicitó a ASEP, la licencia provisional para dar inicio a la primera planta de generación de energía con gas natural licuado, pero una década después los motores no han arrancado, dado a que la ASEP como ente regulador del mercado eléctrico señala incumplimientos para desarrollar la obra.

En su momento, la ACP (Autoridad del Canal de Panamá) aprobó mediante resolución de compatibilidad en 2011 el desarrollo de un proyecto de recepción, almacenamiento, regasificación y generación de energía usando gas natural licuado (LNG) como combustible. No obstante, la ACP confirma que el permiso de compatibilidad aprobado a Panamá NG Power fue para una planta de 130 megavatios y no de seiscientos setenta megavatios como registra la licencia otorgada por la ASEP, y si Panamá NG Power construye una planta de mayor capacidad, estaría incumpliendo las reglas de empleo de suelo de las riberas del Canal de Panamá, con lo cual la ACP podría anular el permiso puesto que el reglamento de compatibilidad del mismo, busca que cualquier proyecto que se ejecute en las riberas no cause convulsión en las operaciones del Canal de Panamá, ni afecte el tránsito de navíos y que se mantenga la calidad del agua y del ambiente.

Para poder desarrollar la obra con esa capacidad de 670 megavatios, Panamá NG Power debe hacer un nuevo trámite frente a las autoridades canaleras.

El obscuro caso del proyecto para la generación de electricidad a base de gas natural licuefactado de Panamá NG Power en el área de Telfers, ha estado manchado de numerosas irregularidades y sospechas, siendo ciertas de ellas:

  1. Falta de transparencia y legitimidad, en un proceso de licitación pública y acto competitivo, como han reseñado medios de comunicación nacionales e internacionales.
  2. Incumplimiento de la legislación ambiental y Estudio de Impacto Ambiental original sin validez alguna.
  3. Encubrimiento de los documentos que hacen referencia a los contratos públicos sobre generación de potencia y energía por parte de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) y su director Armando Fuentes.
  4. Declaraciones públicas de Panamá NG Power, con datos manipulados y sin base técnica sobre diferenciales de costos, los cuales afectarían de manera significativa a la tarifa eléctrica que deberían pagar los panameños.
  5. A José Dapelo, el socio principal, el Servicio Nacional de Migración le prohibió la entrada al país y le retiró el permiso de residencia, debido a numerosas irregularidades. También ha estado salpicado por el pago de sobornos en cuentas en Andorra vinculadas con la familia Papadimitriu.
  6. Otro de los socios, Alfredo «Mello» Alemán, está vinculado con la trama de espionaje y control de los medios de comunicación del gobierno del expresidente Martinelli.