mayo 30, 2024

Puntos de vista cruzados sobre el “tándem” franco-alemán

ARTE – SÁBADO 21 DE ENERO A LAS 17:15 – DOCUMENTAL

Evocar las relaciones franco-alemanas es siempre delicado: un tema manido, socavado por clichés y que se presta fácilmente a discursos caricaturescos, ya sea para deplorar los fracasos de un equipo que mantendríamos más armonioso de lo que es, o para saludar los estrechos lazos que unen dos países considerados durante mucho tiempo dos enemigos hereditarios.

El excelente documental de Olivier Toscer evita estos escollos. Puntuado por apasionadas entrevistas, incluidas las de François Hollande; Bruno Le Maire; el ex ministro alemán Peter Altmaier; la actual presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores del Bundestag, Marie-Agnes Strack-Zimmermann; Paul Maurice, jefe de la misión franco-alemana en el Quai d’Orsay… – pinta un inventario preciso y matizado de las relaciones entre los dos países, sesenta años después del tratado de amistad firmado en el Elíseo por Charles de Gaulle y Konrad Adenauer, 22 de enero de 1963.

Primera cualidad de este documental: el énfasis puesto en las diferencias políticas, institucionales o culturales que explican la mayor parte de los desencuentros surgidos en los últimos años entre París y Berlín. Más que una historia clásica, un hábil montaje de miradas a ambos lados de la frontera permite, por ejemplo, entender por qué Alemania está tan apegada al balance de las cuentas públicas y a su gobierno, a veces tan prestada a tomar decisiones, o, a la inversa, por qué Francia, por el papel que pretende desempeñar como potencia militar o por la elección que ha hecho a favor de la energía nuclear, se encuentra a veces a una gran distancia de su gran vecino.

Guerra en Ucrania

Segunda gran cualidad de la película: su anclaje en las noticias más recientes. Si repasa algunos momentos clave de la última década (desde la crisis de los refugiados de 2015, durante la cual la política de acogida fue decidida unilateralmente por la excanciller Angela Merkel que irritó a París, hasta el Covid-19, marcado por la conversión sin precedentes de Berlín a la idea largamente exigida por Francia de una deuda europea común), su hilo conductor es de hecho el año 2022, el de la guerra en Ucrania.

Una de las consecuencias del conflicto habrá sido el debilitamiento del liderazgo franco-alemán en Europa

Una de sus consecuencias habrá sido el debilitamiento del liderazgo franco-alemán en Europa, particularmente desde el punto de vista de países como Polonia o los países bálticos. Criticados por haber sido demasiado complacientes con Vladimir Putin antes del 24 de febrero de 2022 y considerados demasiado timoratos, desde entonces, en su apoyo militar a Kyiv, París y Berlín han perdido, en los últimos meses, esta designación que les permitía. en el pasado, jugar un papel decisivo en la aventura europea.

Más que la imagen de la «pareja», utilizada únicamente en Francia, o la del «motor», que los alemanes utilizan con mayor facilidad, es una tercera imagen la que sin duda es más adecuada para describir con mayor precisión la singularidad de esta relación bilateral. : la del “tándem”, como explica a modo de conclusión el diputado liberal alemán Michael Link. Este exsecretario de Estado de Asuntos Exteriores (2012-2013) habla de ello en términos que pueden servir como hoja de ruta común: “Haciendo las cosas bien, de forma sincronizada, entonces somos los más fuertes y podemos servir de modelo a los demás, pero tampoco dando lecciones, porque no hay que menospreciar a nadie. »

Francia-Alemania, una pareja en terapia, documental dirigido por Olivier Toscer (Fr.-Ger., 2022, 79 min). Disponible en arte.tv hasta el 19 de febrero.