quiénes lo padecen y cómo se trata

«Doctor, ya no sé qué hacer, me duele todo, me duele la piel». No hay lesión pero el dolor está, existe y compromete el día a día de la persona que consulta, afecta su calidad de vida. El médico Santiago Guaycochea, presidente de la Asociación Argentina para el Estudio de Dolor (AAED), cuenta que recibe este tipo de casos. «En general, sus pacientes que llegan con muchísimos estudios hechos, que llevan años visitando especialistas y obtuve como respuesta que no tuyo nada”, señala Guaycochea, que aclara que sí tienen algo y que se lama dolor nociplásico.

Hasta 2017, cuando la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) introdujo este concepto, «los mecanismos del dolor considerados eran dos».

«Por un lado, el dolor nociceptivoque es el dolor protector, que ocurre cuando se tiene una herida, una lastimadura o una fractura, y que nos avisa que no accionemos sobre esa parte del cuerpo que está lesionada porque puede empeorar. Luego, está el dolor neuropáticoque este tipo de conexiones del sistema nervioso estén dañadas y que existan criterios de diagnóstico neurológico que las acrediten”, explica Roberto Rey, jefe de Neurología del Sanatorio Finochietto, quien recientemente participó en la Cumbre del Dolor Híbrido de Upjohn, división de Pfizer.

«El dolor nociplástico no es ninguno de esos, corresponde a un dolor difícil de identificar y tratar. No hay una línea directa entre una lesión y la manifestación del dolor.. El dolor se manifiesta sin lesión”, sostiene Guaycochea.




El dolor nociplástico corresponde a un dolor difícil de identificar y tratar.Foto Shutterstock.

Y aporta más detalles: «Muchas veces esta percepción del dolor está asociada a procesos traumáticos (psicológicos) y esto lleva a que dolores usualmente tolerables dejen de serlodeteriorando ennormemente la calidad de vida», detalla el médico experto en dolor.

Dice que entre los sintomas de esos procesos traumaticos la persona puede sufrir ansiedad, angustia o depresión, que sus trastornos que predisponen tiene este tipo de dolor, y señala, como ejemplo, que también «la fibromialgia es un síntoma de dolor nociplástico».

“Es muy desgastante y angustiante para el paciente. En algunos casos llegan de forma tardíadespués de años y de pasar por varios médicos”, comentó Guaycochea.

Hay pacientes con «dolor en la piel, en las articulaciones, gente que no puede tragar agua del dolor, casos de neblinas mentales, agotamiento e intestino irritable».

El diagnóstico de Descartes: primero hay que comprobar que no se trate de una enfermedad neurológica, reumatológica, inmunológica u oncológica. Recién ahí se inicia un tratamiento por dolor nociplástico.

Guaycochea afirmó que «el evento traumático puede tener que ver con situaciones de violencia, abuso, pérdida laboral, muerte de un ser querido o mudanzas” y que no obstante el dolor se paradespués del hecho.

«Pueden pasar años sin nada y que apareció un día, aunque siempre vamos para atrás a buscar esa situación», sostiene.

El tratamiento es multidisciplinar. Para ser utilizado granjas pero también se suele realizar una terapia cognitiva conductiva y sumar técnicas de relajación y expulsiónsegun el caso.

Muchas veces, si se logra aliviar o controlar la ansiedad, la angustia o la depresión, el dolor disminuye. Nada es directo ni inmediato, pero en muchos casos se observan mejoras”, comenta el especialista y destaca que este dolor suele ser límite y que muchas personas no poder ensuciar la cama por este tema.

Asegúrese de contar con un diagnóstico y tratamiento que ya impacte positivamente en el paciente. «Gran parte de estas personas llevan años pensando que tienen un tumor y que los médicos no dan con él. Saber que, en realidad, sufren dolor nociplástico y que se puede hacer algo con eso, sirve para mitigar la angustia», agrega.

Síndrome del corazón roto

Otro ejemplo de dolor nociplástico es el síndrome del corazón roto. Se trata de una entidad «en la cual una emoción muy terriblehow can you suicide with a serious problem, can you liberate a level químico una cantidad exagerada de catecolaminas, hormona ligada al estrés, can la adrenalina, y producir una miocardiopatía, que puede manifestar se exactamente igual qu’une insuficiencia cardioca or que un infarto», apoyado por Nicolás Renna, médico cardiólogo, presidente de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA).

«Esto habla de la conexión entre el corazón y el cerebro más todos los receptores. Por otro lado, los dolores crónicos vinculados al estrés, las frustraciones y las emociones pueden provocar dolor de pecho, sin que haya una dolencia cardíaca”, agrega Renna.

CS

Mira también