mayo 30, 2024

Quinta subida de tipos del BCE en seis meses: ¿cómo me afecta y dónde estará el límite?

El Banco Central Europeo (BCE) tiene vulva un primer plano con su quinta subida de los tipos de interés de referencia en cuestión de medio año. El consejo de gobierno ha acometido una nueva alza de 0,5 puntos porcentuales hasta situar el precio del dinero en el 3%. El primer incremento se produjo a finales de julio y desde entonces en todas las reuniones se han llevado a cabo subidas de entre 0,5 y 0,75 puntos. El ritmo en las dos últimas ha ralentizado hasta el medio punto pero se espera que continue en esa senda los próximos meses… siempre en función de cómo evolucionen los datos de la inflación. Noticia Relacionada reportaje Si Destripando el euríbor, el índice que desvela a millones de españoles Daniel Caballero Su historia está plagada de puntos negros: varios bancos lo manipularon hace años y en la crisis financiera no se pudo calcular de forma real El BCE, como ha recordado En varias ocasiones la presidenta Christine Lagarde, recibió el mandato de registrar el establecimiento de precios, que se ubica en el entorno del 2%. Con la inflación todavía debocada en la zona euro en el 8,5% enero, todo apunta a nuevos incrementos durante este este año. De hecho, en el próximo encuentro de marzo el alza será, otra vez, de 0,5 puntos, como ha informado la institución. Hacia ahí apuntaban ya previamente los analistas, aunque cada vez hay más dudas sobre los pasos que seguirán después. Pasado ese momento habrá que esperar a ver cómo respirar el BCE. Y todo dependerá de cómo se comporte la inflación en la zona euro. Fuentes financieras indican que es probable que la institución siga con los incrementos pero todo marzo pero evita un punto final en la tendencia. Si hay analistas que auguran que la entidad no se relajará hasta llegar al 4% -hacia ahí apuntó por ejemplo el consejero delegado de Caixabank-, aunque la situación está sujeta a una mayor incertidumbre. Impacto en los ciudadanos Estas subidas de tipos tienen su impacto en los ciudadanos. Tanto en los particulares como en las empresas. El foco se ha puesto estos últimos meses en el golpe que sufren los consumidores con incrementos de las cuotas hipotecarias de más de 250 euros al mes, pero la situación genera tensiones más allá de ello. No solo las hipotecas se encarecen, tanto las que hay en vigor como si vas a solicitar una nueva. Todos los préstamos en general van al alza ya que el precio del dinero se incrementa, lo que aumenta el gasto financiero al que deben hacer frente a las familias que acudan al credito. Las empresas, por su parte, sufren también un incremento de lo que les cuesta pedir un crédito, y también si desean renegociarlo. Por ejemplo, ahora las compañías pagan el doble que hace año y medio por renegociar sus préstamos. Unido a todo ello, no solo el credito es mas caro sino que las condiciones para acceder a el son mas duras. Cada vez que se demanden más requisitos para concederle a los clientes un préstamo, al calor del endurecimiento de la política monetaria, lo que se traslada también a una bajada del consumo.