mayo 22, 2024

Renfe denunció la «ofensiva continuada» del Govern y lamentó que el expediente de Consum le llegue «a través de la prensa»

La avería en la estación de Rodalies de Gavà, el lunes de la semana pasada, y el hecho de que en menos de tres semanas haya elecciones municipalesJa subió el tono de las declaraciones de los políticos localesque vienen de muy lejos, contra el mal estado de las infraestructura ferroviaria en cataluña. El Govern sigue a la espera de que Adif aclare las causas del incidente que ha dejado cojo el ramal sur de la R2, keepe el pulso por ober el traspaso total de las habilidades vinculados al transporte ferroviario y este miércoles ha anunciado que podría sancionar a Renfe con hasta un millón de euros por el caos de trenes originado estos días al sur de Barcelona. El operador público, que depende del Ministerio de Transporteha lamentado haber conocido la noticia a través de los medios de comunicación y ha denunciado ser víctima de una «ofensa continuó«.

El anuncio lo ha hecho el ‘conseller’ de Territori, Julio Fenandez, durante una entrevista matutina en TV3, en el culpado al Estado de todos los males de Rodalies. «Si el Gobierno no quiere asumir sus responsabilidadesnosotros estamos dispuestos a asumirlas todas», ha asegurado.

Ha negado que se un asunto que haya entrado en campaña electoral al recordar que se trata de «problemas que se viven a diario y que forman parte de la vida cotidiana». Siendo Adif -que también depende del Gobierno- el titular de la infraestructura, responsable de buena parte de las incidencias, es Renfe el receptor de las principales quejas y el protagonista de este expediente sancionador por parte de la Agencia Catalana del Consumoatribuido a Renfe prácticas comerciales de ventas e incumplimiento de las obligaciones de atención a los consumidores.

noticias relacionadas

El operador, por su parte, asegura que la colaboración «siempre es maxima con el titular del servicio (en referencia totalmente intencionada a la Generalitat), a pesar de la ofensiva continuada que se realiza contra la empresa». Barcelona, ​​​​unos documentos, sostiene, que no se les ha querido hacer llegar.

«Es público y notorio que en todas las comunicaciones se indicaba que los horarios no eran reales«, defiende Renfe, sobre el hecho que le atribuya que las horas de paso de los trenes no coincidían con las que podían consultarse en la web. El operador público sostiene que ya se cambiaron los que hacen referencia a R2 Sur y lo mismo se ha hecho este miércoles, nueve días después de la avería, con los afectados regionales. Las infracciones detectadas por Consum tipificadas como muy graves pueden suponer una sanción de entre 100.001 euros y un millón de euros.