julio 24, 2024

Río Lérez: Los dos supervivientes del accidente del autobús de Pontevedra llevaban el cinturón puesto | España

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha hecho declaración a los supervivientes del accidente del autobús que el día de la Nochebuena cayó al río Lérez, un siniestro en el que fallecieron siete de los nueve pasajeros que se dirigía a Pontevedra y Vigo. El conductor, Carlos Monzón, de 63 años, y María del Rosario González Rocha, de 49, de nacionalidad peruana, confirmaron que se cuidaron. El dato ha sido corroborado por los testimonios recogidos por los Agentes de la Guardia Civil que prestaron los primeros auxilios en lugar del accidente y los equipos de rescate y emergencias que lograron sacar del autobús a los dos supervivientes, según información este viernes fuentes de la Comandancia de Pontevedra. No ha sido posible aclarar por el momento si el resto de pasajeros, todos fallecidos, tenian el cinturón puesto o no.

La mujer ha sido interrogada hoy en el hospital por agentes de la Guardia Civil, una vez que ha salido de la UCI, donde ha estado ingresada por la gravedad de las heridas y traumatismos que sufrió. Poco después prestó declaración el director, quien acudió a la Comandancia de Pontevedra para relatar lo ocurrido. Ambos tendrán que ratificar su declaración ante el juez.

El atestado se incorporará a la investigación que intentará determinar las causas del siniestro. Se trata de dos informes técnicos qu’elabora un equipo especial de la Guardia Civil de Tráfico, uno con el análisis del tacógrafo (la caja negra del autobús), y, otro, sobre los restos del autobús siniestrado. Esto permitirá al Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) realizar una simulación absolutamente fiable del accidente bajo todas las circunstancias de velocidad y condiciones climáticas coincidentes. Ambos informes serán enviados al Juzgado de Instrucción número uno de Pontevedra, encargado del caso.

Los investigadores están convencidos de que el detonante del siniestro puede ser los embalsamientos de agua debido a las fuertes precipitaciones que estaban registrando cuando el bus, de la compañía Monbús, atravesaba alrededor de las 21.20 el puente de Pendre, en el municipio de Cerceda- Cotobade , y el conductor perdió el control del vehículo, que cayó al cauce desde una altura de 30 metros.

Las balsas de agua que se formaron en este tramo, en uno de los días más lluviosos del año en la provincia de Pontevedra, procedieron de una salida de vía en pendiente que déemboca en la calzada, según indicaron las fuentes consultadas. El Ayuntamiento de Cerceda-Cotobade ha enviado informa al Ministerio de Transportes para pedir soluciones por el mal estado de la ruta y el índice de accidentes que arrojaba. El último comunicado se hizo en septiembre pasado, coincidiendo con las primeras lluvias, según fuentes municipales.

Un equipo especializado de la Guardia Civil participa en la reconstrucción del accidente del autobús siniestrado en el río Lérez, el 28 de diciembre de 2022, en Cerdedo-Cotobade, Pontevedra, Galicia (España). El equipo especial de la Guardia Civil de Mérida realizaba la investigación del accidente ocurrido en la noche del pasado 24 de diciembre, cuando un autobús de la empresa Monbus, de la línea regular entre Lugo y Vigo, se precipitó al río Lérez , en Cerdedo-Cotobade. Siete fallecidos y dos heridos es el balance final del rescate de los pasajeros que viajaban en el bus. 28 DICIEMBRE 2022;ACCIDENTE;AUTOBÚS;RÍO;LÉREZ;SINIESTRO;MONBUS;FALLECIDOS;HERIDOS;AUTOCAR;RESCATE;PASAJEROS Gustavo de la Paz / Europa Press 28/12/2022Gustavo de la Paz (Europa Press)

Lo que más afecta es lo que succede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscribir

La reconstrucción del accidente se realizó el pasado miércoles, al día siguiente de la recuperación en el bus del lecho del río. Los expertos del ERAT utilizaron drones y sistemas láser para crear una copia tridimensional de la curva y el puente, así como para recoger datos sobre el drenaje de la carretera en la zona y simular la respuesta de frenada con una furgoneta.

Más tarde, varios expertos se desplazaron hasta las instalaciones de Monbus, propietaria del autobús siniestrado, para analizar los restos del vehículo, que permanentemente precintados en las instalaciones de la empresa, y de otros autocares en activo de similares características, según informó Europa Press. Además de la carrocería y el tacógrafo, el ABS y el GPS del autocar accidentado, habrá pruebas documentales importantes para la investigación, algunas conclusiones llegarán tarde, habrá varias semanas en determinadas definiciones, y no podrás encontrarlas. las fuentes consultadas por la Guardia Civil.