mayo 22, 2024

Allá rabia vulva un preocupar en la provincia de Buenos Aires, de una persona que fue mordida por un gato que, comprometido, tenía esta enfermedad. El caso encendió las alarmas de un problema que viene siendo observado por las autoridades, ya que las estadísticas muestran un incremento de la cantidad de animales portadores del virus.

El último episodio tuvo lugar en Laprida, en la localidad de San Jorge, en el que un vecino recibió la mordedura del animal que luego murio. El episodio fue el 5 de mayo y ahora analiza la variante antigénica del virus involucrado. El hombre está bajo observación.

«A partir de este resultado nos cansamos de iniciaron sanatorios acciones de bloco de manera inmediata con los equipos de zoonosis local y el apoyo provincial de Zoonosis Rurales, asistiendo a territorio con provisión de vacunas antirábicas de uso animal”, información desde la Provincia.

Según se detalla, en este horario de funcionamiento de bloquear dias se abarcó 500 metros hasta la redonda del caso. vacunarse 252 loros y gatitos. Y recuperará cadáveres y otros contactos tanto animales como humanos.

«De cualquier manera personaje mordidoen seguimiento por accidente potencialmente rábico, se realizó la notificación correspondiente en el SNVS (N. de la R.: Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud) y se inició de manera oportuna tratamiento posterior a la exposición cuando acudió cuenta con un centro de salud local, mientras el animal se encontró en observación antirábica por el equipo de veterinarios del centro de zoonosis local”, dijeron las autoridades.




La mayor cantidad de casos de rabia animal corresponde a murciélagos.

Durante 2023 regresaremos del área de zoonosis local del municipio de Laprida al Laboratorio de Zoonosis Urbanas dos muestras de murcielagos que resulto negativo y una muestra de un gato que resulto positiva.

La situación preocupa en la Provincia, al punto qu’encabeza el último Boletín Epidemiológico del distrito: «La importancia de la rabia para la salud pública radica en la alta letalidad que presentó la enfermedad. Se debe tener en cuenta que un caso de rabia humana representa un debilidad en el sistema de salud debido a que existían herramientas para prevenir la enfermedad”, afirman allí los expertos.

Agrega que «se deben intensificar las acciones de vigilancia en los ciclos aéreos y terrestres mediante una correcta identificación de los mismos; tambien se debe aplicar una adecuada estrategia de inmunización en personas y particularmente en animaux en riesgo”.

La estadística indica que se han registrado 132 casos de rabia en 2018, 89 casos en 2019, 66 casos en el 2020, 67 casos en 2021, 82 casos en el 2022, y en lo que va de 2023 ya hubo 58 casos. Durante la pandemia, decayó la vacunación contra la rabia en animales, lo que podría ser una amenaza para la salud pública.

Mientras que el promedio de casos de rabia detectados en animales en 2022 fue de 1 día 4 días y mediola detección es año trepó a un caso cada 2 dias. Los murciélagos son la principal fuente de transmisión a los animales ya las personas, mediante contacto con su saliva en mordeduras.

Uno de los pocos casos mortales de rabia humana de los últimos años ocurrido en el hospital de niños de Jujuy.


Uno de los pocos casos mortales de rabia humana de los últimos años ocurrido en el hospital de niños de Jujuy.

El documento bonaerense destaca que «según estadísticas del Laboratorio de Zoonosis Urbanas, aproximadamente un 6,7% de los quirópteros muestreados son positivos a rabia”.

Hasta la semana epidemiológica 18 de 2023, en el laboratorio de referencia recibido 54 cabezas de caninos, 78 cabezas de felinos, 4 cabezas de zorro y 756 murciélagos. En el mismo período, 58 murciélagos y un felino resultados positivos.

La rabia es una enfermedad viral que afecta el sistema nervioso de las personas y otros mamiferos. Se transmite a través de la herida provocada por la mordedura de un animal infectado, o cuando la saliva del animal queda atrapada al entrar en contacto con la herida de una persona recién dañada. Una vez que comienzan los sintomas, no tiene tratamiento efectivo. sin embargo, son 100 por ciento prevenibles a través de la vacunación de animales y humanos.

Según los datos informados al SNVS, durante el período 2013-2020 el 82 por ciento de los casos de rabia animal correspondió a murciélagos insectívoros; 12 por ciento a bovinos y equinos, 4 por ciento a perros, 1 por ciento a gatos y otro 1 por ciento a animales silvestres como zorros y coatíes.

El nuevo caso del hombre mordido en Laprida presentó a la memoria el de una mujer de 33 años, de Coronel Suárez, que en mayo de 2021 también fue mordida por un gato y el déenlace aquella vez fue fatal. Hacía entonces 13 años que un ser humano no moría de rabia en la Argentina. El caso anterior fue registrado en 2008, en la provincia de Jujuy.

Un informante de la Organización Mundial de la Salud, de enero de este año, informa que «vacunas para el ser humano que son eficaces no suelen estar disponibles o accesible para las personas que las necesitan. La profilaxis que se administra a través de la exposición cuesta una media de $108«, para sopesar con que el promedio de ingresos de las familias afectado «puede ser de tan solo US$ 1 o 2 por persona».

PD

Mira también